¿Puede la diabetes causar ceguera?

Servicio de Oftalmología - Dr. Diego Bar 

El control oftalmológico es una herramienta fundamental para la prevención de la ceguera por diabetes.

La diabetes es una enfermedad que se presenta como sistémica, que ataca todos los órganos del cuerpo, incluyendo a los ojos. Los pacientes diabéticos –tanto del tipo 1 y como el 2- pueden desarrollar problemas en la visión originadas por la diabetes. Es por esta razón, que se aconseja que al menos una vez al año, realicen un control oftalmológico; herramienta fundamental para la prevención de la retinopatía diabética (vulgarmente denominada ceguera por diabetes).

La ceguera por diabetes es la segunda causa de ceguera en los países desarrollados y puede ser prevenida si es detectada a tiempo. Según la Organización Mundial de la Salud, el 2,6% de los casos mundiales de ceguera es consecuencia de esta patología. Y si nos referimos a la Argentina puntualmente, uno de cada 10 adultos vive con ella.

“La retinopatía diabética es una enfermedad lenta y progresiva, ocurre como consecuencia de la diabetes en la retina (tejido del ojo encargado de la visión). Aparece principalmente en pacientes diabéticos que poseen un mal control metabólico.” Detalló el Dr. Diego Bar, especialista del Servicio de Oftalmología del Hospital Alemán.

La retinopatía diabética cuenta con una etapa inicial, que se divide en leve moderada y severa. Esta última puede progresar a la retinopatía proliferativa, la cual requiere, ineludiblemente, del tratamiento oftalmológico.

“Cuando la retinopatía diabética presenta síntomas, especialmente dificultades en la visión, estamos en presencia de una enfermedad avanzada. La ceguera por diabetes se caracteriza por ser una enfermedad silenciosa. El control oftalmológico permite detectar la enfermedad en estadios más tempranos, cuando es más fácil de tratar”, explicó el Dr. Bar.

En cuanto al tratamiento, “existen varios tipos según el tipo de manifestación de la enfermedad y la gravedad de la misma. La ventaja de la detección precoz es que hace factible detener la evolución sin necesidad de tratamientos oftalmológicos. Esto se logra mejorando el control metabólico. Los tratamientos oftalmológicos van desde el láser, hasta las inyecciones de drogas intraoculares y cirugías”, añadió el oftalmólogo.

Si bien todos los pacientes diabéticos corren riesgo de desarrollar retinopatía diabética, un buen control metabólico posibilita su prevención. Desde el Servicio de Oftalmología del Hospital Alemán se recomienda enfáticamente la realización de fondo de ojos periódicamente.

.