Celulitis. ¿Cómo tratarla?

Dra. Andrea Castillo - Servicio de Dermoestética 

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una patología que afecta el tejido celular que se encuentra por debajo de la piel, el cual incluye los adipositos y la microcirculación arterial, venosa y linfática. Al comienzo produce alteraciones circulatorias, que luego provocan modificaciones en la estructura de la piel.

¿Quiénes se ven más afectados?

Afecta casi exclusivamente a las mujeres y generalmente comienza en la pubertad. Alrededor del 90% de la población femenina padece de cierto grado de celulitis y la herencia tiene una gran influencia.

Los factores que la ocasionan son múltiples, pueden ser genéticos, constitucionales o raciales, entre otros.

¿Cuál es la diferencia entre celulitis y obesidad?

Si bien es común que se confundan, son dos alteraciones diferentes. La celulitis no es una forma de obesidad.

A pesar de que el tejido afectado (grasa) es el mismo en ambos procesos, en la obesidad simplemente se produce un aumento del número o del tamaño de las células adiposas, mientras que en la celulitis ocurre una serie de cambios estructurales (lipodistrofia).

Tips para diferenciarlas
Celulitis

  • Piel áspera y de consistencia aumentada
  • Al pellizcarla luce el aspecto de piel de naranja
  • En algunas ocasiones causa una sensación dolorosa.
Obesidad

  • Piel suave
  • No se observa el signo “de la piel de naranja”
  • No despierta dolor

¿Por qué aparece la celulitis?

Para entender mejor el complejo mecanismo de la formación de la celulitis, es necesario recordar algunas particularidades estructurales del terreno afectado.

En algunas regiones como pelvis, muslos y nalgas, la mujer posee cinco (5) veces más células grasas y con un mayor tamaño que en las demás regiones del cuerpo. Si bien estas condiciones existen en las niñas desde su nacimiento, es en la pubertad, debido al estímulo hormonal, cuando producen el mayor almacenamiento de grasa y retención de líquidos.

Es evidente que existe una íntima relación entre trastornos circulatorios y celulitis. La primera alteración que provoca esta patología es el entorpecimiento del drenaje linfático, encargado de la circulación del líquido corporal.

Estas complicaciones se agravan por trastornos de la alimentación, el consumo de sustancias tóxicas, café, cigarrillos, alcohol, el sedentarismo y el embarazo.

Tipos de celulitis

De acuerdo a su localización: De acuerdo a su consistencia
Generalizada

  • Se observa en mujeres obesas
  • Comienza prematuramente y se acentúa en la pubertad.
  • Se ubica principalmente en los miembros inferiores, acompañada de trastornos circulatorios.

Localizada

  • Afecta alguna zona en particular: facial, tronco, abdomen, región lumbosacra, miembros superiores o miembros inferiores.

Dura

  • Se observa en mujeres jóvenes, de vida activa, que suelen practicar gimnasia.
  • Los tejidos son firmes y de buen tono muscular.

Fláccida

  • Se presenta en mujeres con antecedentes hereditarios de celulitis
  • Generalmente tienen vida sedentaria y perdieron o ganaron peso en forma brusca.

Edematosa o mixta

  • Aparece precozmente, en la pubertad generalmente
  • Los miembros inferiores están afectos en su totalidad y aumenta su volumen.

Tratamiento

En el tratamiento que realizamos en el Hospital Alemán tenemos en cuenta la fisiopatología de la celulitis. La consideramos como una enfermedad sistémica y no como un trastorno puramente local, por lo que el enfoque es multidisciplinario.

El primer objetivo es ayudar a los sistemas de retorno venoso y linfático a cumplir su función: eliminar el líquido intersticial y evacuar las toxinas que se encuentran en él. Esto se complementa con la prevención y la corrección de aquellos factores que desencadenaron o agravaron la situación.

Medidas generales

La alimentación ocupa un lugar fundamental, ya que la paciente debe crear un correcto hábito alimentario, el cual variará dependiendo de su peso. Es necesario aclarar que no se trata simplemente de adelgazar, pues la presencia o ausencia de exceso de grasa no tienen ninguna implicancia en la celulitis.

Se recomienda:

  • Beber 1-2 litros de agua por día
  • Restringir la sal
  • Eliminar los tóxicos como el alcohol y el cigarrillo
  • Evitar fiambres, embutidos y bebidas gaseosas.

También es importante no desencadenar o agravar las alteraciones circulatorias existentes (várices, teleangiectasias, etc.). Para ello se aconseja:

  • Evitar la utilización de prendas muy ceñidas al cuerpo.
  • Mejorar la postura
  • Adoptar un estilo de vida menos sedentario y más activo, por ejemplo, hacer ejercicio regularmente.
  • Dormir las horas necesarias para un descanso reparador.

Presoterapia y drenaje linfático

Estas técnicas son utilizadas para mejorar el retorno venoso desde los pies a las piernas.

Mesoterapia

La mesoterapia local es un procedimiento médico que consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de medicamento a nivel de la dermis, logrando de esta forma que los fármacos inyectados actúen sobre la mayor cantidad de células posibles.

Radiofrecuencia

El tratamiento con Accent consiste en la aplicación de energía de radiofrecuencia (RF) para la aplicación estética no invasiva.

La RF produce un calentamiento gradual de la piel y fortalece las fibras de colágeno. Además produce nuevo colágeno, lo que genera que la piel se contraiga y se reduzca la flaccidez.