Green light

El Green Light (“láser verde” de muy alta potencia) se utiliza para la la VPF (Vaporización Fotoselectiva de Próstata) y ofrece una solución sencilla para la HBP (Hiperplasia Benigna de la Próstata).

Funciona vaporizando rápidamente y extirpando con precisión el tejido prostático aumentado de tamaño. Para ello se utiliza una fibra de pequeño calibre, la cual se introduce en la uretra mediante un cistoscopio. De tal manera, es posible ver y controlar el sitio donde se aplicará el tratamiento, como también realizar los ajustes apropiados según la anatomía y las necesidades específicas de cada paciente.

La mayoría de los pacientes regresan a sus casas unas pocas horas después de la intervención de VFP (Vaporización Fotoselectiva de Próstata) y pueden reanudar en pocos días las actividades normales que no requieran esfuerzos.

El flujo normal de orina se restablece de inmediato y hay un alivio rápido de los síntomas urinarios.