Servicios Médicos

Prácticas

Manometría Digital Esofágica

Es una práctica de demanda creciente que permite evaluar la función principal del esófago: el transporte de comida de la boca al estómago. La MDE presta una destacada utilidad ante las siguientes situaciones:

  • Pacientes con dificultad para deglutir.
  • Previo a cirugía, por reflujo gastroesofágico.
  • Dolor torácico de causa no cardíaca.
  • Enfermedades no digestivas con compromiso esofágico: diabetes, esclerosis s. progresiva, accidente cerebrovascular.

Manometría Antroduodenoyeyunal

Permite evaluar la motilidad de la región antroduodenoyeyunal; su aplicación principal es la pseudo obstrucción intestinal.

Manometría Anorrectal

Permite estudiar la motilidad de la región y evaluar los esfínteres anales interno y externo. Principales indicaciones:

  • Constipación crónica.
  • Incontinencia fecal.
  • Dolor torácico de causa no cardíaca.
  • Evaluación de la funcionalidad de la región, previo al cierre de una colostomía.
  • Selección de pacientes para ser tratados con biofeedback, por constipación o incontinencia.

Manometría Colónica

Permite detectar trastornos como hipo o híper motilidad en pacientes con síndrome de intestino irritable y en aquellos en quienes se sospeche inercia colónica.

Biofeedback

Es un moderno método terapéutico que permite reeducar la función esfintérica y la coordinación de los músculos del piso pélvico.

Sus indicaciones son:

  • Constipación pélvica.
  • Incontinencia fecal.

Test del Aire Espirado con 13c-urea para detección del Helicobacter Pylori

Las pruebas del aliento con 13C son métodos diagnósticos absolutamente incruentos basados en la detección de pequeñas cantidades de 13CO2 en el aire espirado. El 13C proviene de un sustrato que se administra por vía oral. Como consecuencia de su degradación por procesos fisiológicos o patológicos, dicho sustrato libera el 13C, el cual se elimina por los pulmones en forma de dióxido de carbono marcado. La detección del 13CO2 se lleva a cabo mediante un método analítico de alto rendimiento, denominado espectrometría de masa. Por otra parte, el 13C utilizado es un isótopo no radioactivo y totalmente inocuo, lo que permite su utilización tanto en niños, como durante el embarazo y la lactancia.

Si bien con el mismo principio básico pueden evaluarse distintos parámetros (función hepática y pancreática, digestión de distintos hidratos de carbono, etc.), la aplicación más difundida de este método está dada por la detección de la infección del estómago por Helicobacter Pylori. En este caso, la medición de 13CO2 se lleva a cabo luego de la ingesta de rea marcada con 13C.

El test del aire espirado es la prueba más sensible y específica con que se cuenta en la actualidad para la detección de esta infección. Su sencillez, inocuidad, no invasividad y óptimo rendimiento la han convertido en el «estándar de oro» del diagnóstico a nivel mundial.

En numerosos pacientes permite evitar llevar a cabo una endoscopía y es más sensible y específica que la detección de anticuerpos séricos contra el Helicobacter, detectando, además, solamente infección activa.

Test del Aire espirado de Hidrógeno para Contaminación bacteriana e Intolerancia a la Lactosa

El test respiratorio de hidrógeno se basa en que en el organismo humano, el H2 y el metano son producidos exclusivamente por el intestino, por metabolismo bacteriano de compuestos orgánicos, principalmente carbohidratos y glicoproteínas, los cuales no sólo se eliminan por flatos, sino también son absorbidos por la circulación portal y finalmente eliminados por el pulmón. Este estudio no es invasivo, tiene una especificidad cercana al 90% y la sensibilidad, dependiente del tipo y dosis de sustrato, puede ser de 60-85%.

Test del aliento con hidrógeno con lactulosa o glucosa para S.I.B.O. (sobrecrecimiento bacteriano)

La prueba del aliento de H2 con lactulosa identifica la existencia del sobrecrecimiento mediante la aparición de un pico precoz que precede a la llegada de la lactulosa al colon. La prueba del aliento de H2, con glucosa lo identifica mediante la aparición de un aumento significativo en la excreción de H2.

El diagnóstico se efectuará por el test del aliento exhalado (breath test ) con glucosa (70-100 gm), o bien con lactulosa (10 gm)

El tipo más común de intolerancia a la lactosa. En este caso la lactosa ingerida no es absorbida por el cuerpo a través del intestino delgado. La lactosa es absorbida desde el intestino usando una proteína transportadora específica. Cuando esta proteína o bien no esta presente o se ha vuelto inactiva, la lactosa no es absorbida y alcanza el intestino grueso.
En el intestino grueso, la fructosa es rápidamente fermentada por las bacterias intestinales (microflora intestinal) a ácidos y gases, predominantemente hidrógeno y dióxido de carbono. Estos gases causan los principales problemas; flatulencia, hinchazón y dolor abdominal. La diarrea es común.

Ph Metría Esofágica de 24 Horas

Método diagnóstico que consiste en la medición constante de la acidez intraesofágica durante lapsos variables de tiempo, generalmente 24 horas, lo que permite apreciar la totalidad de las características del patrón de reflujo en cada paciente en particular.

Av. Pueyrredón 1640
Ciudad de Buenos Aires

Cómo llegar

+54 11 4827-7000
Atención telefónica las 24hs

Contáctenos