Tipos de Cáncer

Compartir

Colon

Información básica

La gran mayoría de los casos de cáncer colorrectal se desarrollan a partir de unas lesiones pre malignas llamadas pólipos. Éstos son crecimientos de la mucosa del intestino, que de persistir en su desarrollo, terminan generando la enfermedad. Este proceso lleva muchos años, con lo cual existen muchas oportunidades de poder extraer estos pólipos antes de que se conviertan en malignos.

El cáncer colorrectal es la tercera causa de muerte por cáncer en nuestro país. Por todo esto es que resulta importante hacer conocer el problema en la población, ya que la mejor herramienta que tenemos para reducir estas cifras alarmantes, son las campañas de prevención.

Prevención

El cáncer de colon se puede prevenir. La alimentación sana y balanceada, el no fumar y una vida saludable ayudan a evitarlo. El punto más importante para la prevención es la realización de estudios de pesquisa, como análisis de sangre oculta en materia fecal, colonoscopía, radiografía de colon por enema con doble contraste, colonoscopía virtual y examen rectal digital. Cualquier anormalidad en estos estudios requiere la realización de una colonoscopía, por lo que muchos médicos prefieren realizar directamente este estudio. Los pólipos pueden ser diagnosticados y removidos con este método.

Población de Riesgo

Toda persona que ha alcanzado los 50 años ya es una persona de riesgo. A esto se suman aquellos con antecedentes familiares de cáncer colorrectal o pólipos, también quienes han tenidos algún pólipo previamente y los pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn). Todos ellos deben hacer la consulta pertinente para establecer el mejor método de estudio y seguimiento.

Diagnóstico

Existen diferentes estudios para el diagnóstico de pólipo colorrectales. En la actualidad, el estudio de elección para diagnosticar y tratar la mayoría de los pólipos es la videocolonoscopía. Se sugiere de todos modos la discusión con un profesional idóneo para situaciones particulares.

Los síntomas más frecuentes son el sangrado a través del ano y cambios del ritmo evacuatorio, como constipación y diarrea. Estos síntomas son comunes en otras enfermedades, por lo que es necesario una evaluación médica para determinar su origen. El dolor abdominal y la pérdida de peso generalmente son síntomas tardíos que indican una posible enfermedad avanzada.

Tratamiento

El cáncer colorrectal además de poder prevenirse puede ser tratado con intención de curación en muchas instancias de la enfermedad y con distintos tipos de tratamientos. Entre ellos: la cirugía, la quimioterapia y radioterapia.

Instituto de Oncología