Tipos de Cáncer

Compartir

Pulmón

Información básica

El cáncer de pulmón puede desarrollarse a partir de diferentes tipos de células presentes en el pulmón, determinando diferentes variedades de tumores. Entre los hombres, la incidencia de este tipo de cáncer ha ido disminuyendo, mientras que en las mujeres ha aumentado, a tal punto que se ha convertido en la principal causa de muerte por cáncer, superando al de mama.

Prevención

El cáncer de pulmón es una enfermedad prevenible y esa prevención se encuentra fundamentalmente en la cesación del tabaquismo. El dejar de fumar por 5 años reduce a la mitad el riesgo de padecer cáncer de pulmón.

El Servicio de Neumonología del Hospital Alemán desarrolla el programa PROANTHAL (Programa Antitabaquismo del HA), con el objetivo de ayudar a personas fumadoras a cesar con este hábito.

Población de Riesgo

 

Con frecuencia este tipo de cáncer no causa síntomas en sus comienzos, pero a medida que crece puede provocar:

  • Tos incoercible
  • Falta de aire (disnea)
  • Dolor torácico
  • Tos con sangre
  • Voz ronca
  • Infecciones pulmonares
  • Pérdida de peso

Las personas expuestas al humo del tabaco ya sea por ser fumadores activos o pasivos, son los principales grupos de riesgo.

La relación causal entre tabaquismo y cáncer pulmonar ha sido establecida por estudios bien documentados hace más de 40 años. El 90% de los hombres y el 80% de las mujeres con cáncer pulmonar son fumadores o ex fumadores. El riesgo de contraer esta enfermedad se presenta con una carga tabáquica de tan solo 5 cigarrillos diarios. Un tabaquismo mayor a 20 cigarrillos diarios por más de 20 años es un factor de riesgo alto tanto para el cáncer pulmonar, como para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), entidades clínicas que con alta frecuencia coexisten.

Diagnóstico

El diagnóstico puede efectuarse mediante una radiografía de tórax o una tomografía computada de tórax, que incluya el hígado y las glándulas adrenales. El PET Scan permite detectar zonas de mayor actividad metabólica, como los tumores, mediante la inyección de glucosa radioactiva, brindando mayor sensibilidad al diagnóstico. Una vez detectada una masa o nódulo en el pulmón, es necesario obtener material (biopsia) para tener un diagnóstico histológico. El equipo médico determinará, de acuerdo a cada paciente en particular, cuál es la manera más eficaz y segura de poder llegar al diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de pulmón depende de varios factores; tipo de tumor, estadio, y el estado general del paciente. La cirugía es empleada como parte del tratamiento cuando el tumor está confinado al tórax. Si el tumor ya se propagó a otras regiones del cuerpo, entonces la cirugía juega un rol menor en el tratamiento. En estos casos, los pacientes son tratados mediante quimioterapia y/o radioterapia.

Instituto de Oncología