La terapia hormonal es un tratamiento del cáncer que enlentece o detiene el crecimiento del cáncer que usa hormonas para crecer. La terapia hormonal se llama también tratamiento con hormonas o terapia endocrina bloqueando la capacidad del cuerpo para producir hormonas o interfiriendo en la forma como las hormonas se comportan en el cuerpo. La terapia hormonal se usa para tratar cánceres de próstata y de mama, que usan hormonas para crecer.

La hormonoterapia puede recibirse en forma oral, inyectable o lograrse a través de cirugías a través de la extirpación de los órganos que producen hormonas. Al interferir en la acción y/o producción de hormonas, la terapia endocrina puede conllevar ciertos efectos no deseados. Los efectos secundarios que usted puede tener dependen del tipo de terapia hormonal que reciba y de la reacción de su cuerpo al tratamiento. Los más frecuentes son:

  • Sofocos o tuforadas: accesos repentinos de calor enrojecimiento y sudoración.
  • Disminución del interés en el sexo
  • Debilidad en los huesos
  • Fatiga
  • Sequedad vaginal
  • Alteración de los períodos, aparición temprana de la menopausia
  • Cambios de ánimo