Info Salud HA

Compartir

Lucha contra el cáncer. La importancia de la atención inter-disciplinaria

Dr. Lucas Mc Cormack | Coordinador del Instituto de Oncología 

¿En qué consiste la atención inter-disciplinaria?

El modelo tradicional de atención del paciente oncológico se basaba en la decisión individual de cada médico especialista, mientras que la atención multidisciplinaria hacía que los pacientes debieran concurrir consecutiva y reiteradamente a las inter-consultas para visitar a cada uno de los médicos.

A diferencia de estos dos, en el modelo de atención inter-disciplinaria el paciente es atendido simultáneamente por todos los especialistas en un mismo lugar, ofreciendo una unidad conceptual integradora en las decisiones diagnósticas y terapéuticas en cada una de las patologías. Este es el modelo aplicado en el Instituto de Oncología de nuestro hospital.

¿Cuáles son las ventajas para el paciente del manejo inter-disciplinario dentro de un Instituto?

En primer lugar el paciente asistirá al hospital una menor cantidad de veces y  realizará las consultas en un solo lugar físico: el primer piso del Instituto de Oncología. A su vez, la atención personalizada por parte de la secretaria hará que la persona se sienta contenida desde el primer momento.

Cada caso es recibido inicialmente por nuestra enfermera coordinadora, que realiza un “triage” inicial con dos objetivos: que el paciente reciba atención especializada en un tiempo menor a 48 horas y que cada caso sea atendido por el Grupo Inter-disciplinario adecuado (grupos de hígado, pulmón, colon, etc.).

La intención es que el paciente diagnosticado como “oncológico” pueda resolver todos sus problemas dentro del Instituto.

¿Cuáles son las ventajas para el médico de la atención inter-disciplinaria?

Los médicos que deriven o atiendan pacientes en el Instituto observarán que la rapidez en la atención de cada enfermo es una premisa elemental. La interconsulta con especialidades de sostén clínico será fácilmente organizada a través de dos grupos interdisciplinarios bien definidos: el de “Soporte Clínico Integral” (para pacientes que están cursando el tratamiento de una patología oncológica) y el de “Cuidados Paliativos” (para aquellos pacientes con diagnostico de enfermedad terminal). Ambos grupos cuentan con especialistas en nutrición, kinesiología, clínica médica y psico- oncología.

Además el Instituto lleva adelante otros proyectos, como la centralización de la información a través de un registro de tumores, el desarrollo de un área que favorece la investigación clínica, la optimización de los programas de formación en oncología y el desarrollo de relaciones inter-institucionales.

¿Hay experiencias internacionales de este nuevo concepto de atención integral?

En la actualidad está consensuado mundialmente que el abordaje inter-disciplinario mejora significativamente el cuidado de los pacientes en todas las disciplinas. Por ejemplo, el manejo de pacientes con insuficiencia cardíaca se optimiza cuando se realiza en grupos médicos integrados por múltiples especialistas, como cardiólogos, nefrólogos, neumonólogos, nutricionistas y kinesiólogos.

Numerosos estudios han demostrado que los resultados de este tipo de tratamientos oncológicos en centros de alto volumen son mejores, tanto a corto como a largo plazo. En Estados Unidos y Europa la integración de ambos conceptos (alto volumen de pacientes + abordaje interdisciplinario) ha llevado a que se desarrollen programas trasversales dentro de instituciones lideres que tradicionalmente habían tenido un manejo multidisciplinario o vertical de ciertas enfermedades prevalentes.

¿Se cuidan los aspectos psicológicos del paciente?

Sí, es por ello que se ha generado el área de Psico-oncología, constituida por un grupo de psicólogas especializadas en el manejo y acompañamiento de pacientes con cáncer y su familia. Estos son acompañados durante los momentos de mayor necesidad en el trascurso de su enfermedad: en el diagnóstico, durante la infusión de quimioterapia en el Hospital de día, antes o después de recibir radioterapia y/o durante su internación en el peri- operatorio. La contención y el acompañamiento psicológico aportan herramientas indispensables para poder atravesar todos los procesos del tratamiento con una mejor calidad de vida.

Entonces, ¿el paciente tiene más posibilidad de curación si se atiende dentro del Instituto?

Es imposible predecir la curación, pero podemos asegurar que los procesos de diagnóstico y terapéuticos son más rápidos y eficaces. Consideramos que la detección precoz junto con un tratamiento correcto y rápido son los pilares sobre los que se apoya la cura del cáncer.
Es por ello que el Instituto cuenta con un consultorio que se ocupa específicamente de realizar el “Onco-test”. En dicha consulta los pacientes son sometidos a un interrogatorio minucioso sobre antecedentes personales y familiares para luego realizar, en función de la edad y el sexo, una serie de estudios complementarios que permitan la detección precoz del cáncer.

También contamos con un consultorio de “Cáncer heredo-familiar”, en donde paciente y familiares pueden consultar sobre las posibilidades de trasmitir cáncer dentro de su árbol familiar y cuales son las estrategias para su diagnóstico precoz en poblaciones de alto riesgo genético.
Todas estas medidas están claramente dirigidas a ir dando pasos en la batalla que entablamos, junto a los pacientes, para la cura de esta enfermedad.