Info Salud HA

Compartir

Gripe: cuidados ante las nuevas cepas

Dra. Viviana Rodriguez | Jefa de Servicio de Infectología 

El virus de la gripe o influenza toma mucha fuerza en invierno. El frío hace que pasemos más tiempo en lugares interiores y cerrados. El contacto cercano entre personas en estos ambientes hace muy probable que si una está enferma contagie a otra.

 

Los síntomas más frecuentes son:

  • Fiebre alta.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares.
  •  Tos.
  •  Síntomas digestivos.

 

 

Son muchos los virus que producen la gripe, y año a año evolucionan. La Organización Mundial de la Salud evalúa de acuerdo con las estadísticas, las cepas (variedades) de los virus que son más probable que afecten a la población y se fabrica una vacuna que las contiene.

La gripe puede complicarse en algunos grupos de riesgo o personas con determinadas condiciones de salud: Embarazadas, mayores de 65 años, menores de 2 años, personas con enfermedades pulmonares y quienes tienen debilitado su sistema inmune por alguna enfermedad (como el HIV) o tratamiento (como la quimioterapia). Estas personas tienen indicación de vacunarse todos los años.

La influenza H1N1 se conoció popularmente en 2009 como «Gripe Porcina». Es en realidad una combinación de virus de gripes de cerdos, aves y humanos. Debido a que muchas personas en todo el mundo se enfermaron ese año, la Organización Mundial de la Salud la declaró pandemia mundial.

 

La vacunación es nuestra principal arma para combatir el virus.

 

En 2019, se observa un número elevado de casos de gripe para el momento del año. La mayoría de estos son causados por una variante del H1N1.

Sea cual sea el virus de turno, la gripe es una enfermedad que podemos contraer todos los años.
La mejor estrategia para prevenir la enfermedad y la evolución del virus es cumplir con las medidas de prevención. Al hacerlo, reducimos más del 60% las posibilidades de contraerla:

  • Vacunarse.
  • Mantener la higiene frecuente de las manos: principalmente luego de tener contacto con una persona que presente síntomas, pero también antes de comer, luego de utilizar el transporte público, luego de dar la mano y luego de ir al baño.
  • Cubrirse la tos y estornudos con el brazo y no con las manos para evitar dejar secreciones en el ambiente.
  • Utilizar barbijo al salir de su casa si tiene alguna enfermedad que debilite el sistema inmunológico.
  •  Las medidas que el médico indique según el estado de salud.