Instituto de Oncología

Compartir

Prevención

El Hospital Alemán cuenta con un área de prevención oncológica en el primer piso del Instituto, cuyo objetivo consiste en que nuestros profesionales orienten, resuelvan dudas y transmitan al paciente de manera comprensible y transparente los pasos a seguir si desea iniciar medidas de prevención para alguna de estas enfermedades.

¿Tengo alguna probabilidad de padecer cáncer?

La medicina no se ocupa de explicar por qué una persona presenta cáncer y otra no, sino de identificar factores que podrían aumentar las posibilidades de que una persona padezca ciertos tipos de cáncer.

Los factores de riesgo de cáncer se pueden dividir en dos grupos, los que pueden evitarse y los que no.

  • En el primer grupo están los factores de riesgo relacionados con la conducta: como fumar, beber alcohol, tipo de alimentación, sobrepeso y no hacer ejercicio; y los factores de riesgo ambientales como la radiación UV, la exposición pasiva al humo del cigarrillo, la contaminación con pesticidas y otras toxinas.
  • Por otro lado, tenemos los factores de riesgo que no se pueden evitar como los biológicos, tales como el sexo, el grupo étnico, la edad y el color de piel. Y los factores de riesgo hereditarios, que están relacionados con mutaciones genéticas específicas que se heredan.  Ante la posible presencia de situaciones hereditarias aconsejamos consultar con un profesional que sugerirá la oportunidad de la realización o no de estudios. Previamente usted debe solicitar que se le comuniquen las dificultades potenciales que pueden tener los estudios a solicitar (prevención cuaternaria).

¿Qué puedo hacer?

Muchas personas que desarrollan alguna neoplasia no presentan factores de riesgo conocidos y la mayoría de las personas que tienen factores de riesgo no llegan a contraer la enfermedad. Por tanto, es importante que acuda al médico para solicitar su consejo respecto a estos temas, si son su inquietud, y que acuerde con él las pruebas de detección del cáncer que le convienen.

Recomendaciones para el rastreo de cáncer

  • Los estudios de rastreo son pruebas médicas que se realizan cuando la persona está sana y no presenta ningún signo de enfermedad.
  • Ayudan a detectar la enfermedad en las fases iniciales, cuando hay más posibilidades de curarla.
  • Se dispone de planes de rastreo específicos, basados en las probabilidades de desarrollar algún tipo de neoplasia.
  • Es importante saber si los miembros de su familia han tenido cáncer y, en tal caso, de qué tipo.
  • Esta información, junto con sus antecedentes médicos personales, ayudará a su médico a saber qué riesgo tiene.
  • Usted y su médico pueden utilizar esta información para tomar una decisión compartida acerca del rastreo del cáncer.

Instituto de Oncología