Info Salud HA

Compartir

Cáncer de Colon. La importancia de prevenirlo a tiempo

Equipo Multidisciplinario de Tratamiento del Cáncer Colorrectal del Hospital Alemán (EMUCCHA) 

 

El cáncer de colon es una enfermedad que produce casi la misma cantidad de muertes por día que los accidentes de tránsito. El colon es el único órgano del tubo digestivo donde se puede hacer prevención a través de un procedimiento sencillo: la videocolonoscopía.

¿Cuáles son los síntomas?

En estadios tempranos, cuando la enfermedad está creciendo y empieza a formarse, no tiene síntomas. Por ello es clave concientizarse acerca de la importancia de realizarse estudios preventivos a tiempo, para intentar detectar precozmente la enfermedad, cuando aún es pre maligna.

La mayoría de los cánceres de colon se forman a partir de un pólipo, una lesión benigna, pero que con el correr de los años puede evolucionar en un cáncer.

A medida que la enfermedad avanza, empieza a crecer dentro del intestino, y empieza a provocar cambios. Los más comunes son la alteración en el hábito evacuatorio. Supongamos una persona que va de cuerpo dentro de los parámetros normales, una vez por día, o una vez cada 2 días, si empieza a alternar períodos de constipación y diarrea, o bien alterna constipación con períodos normales, o diarrea con períodos normales, su cuerpo le está dando señales de alarma. Si bien no todas derivan en algo grave, obligan a hacer una consulta con el médico.

El otro signo es el sangrado, cuando uno ve sangre roja mezclada con la materia fecal es motivo para hacer una consulta con un especialista. Es importante dejar en claro que a pesar de que el síntoma parezca leve, o le restemos importancia, siempre es mejor prevenir.

¿Cómo puedo prevenirlo?

La prevención primaria, cuyo objetivo es evitar que la gente se enferme, consiste en llevar a cabo medidas higiénico-dietéticas:

  • Mantener una dieta sana basada en frutas y verduras, con una baja ingesta de grasa de origen animal. Comer carnes rojas sólo 1 o 2 veces por semana.
  • Mantener una actividad física regular
  • No fumar
  • No consumir bebidas alcohólicas.

La prevención secundaria se focaliza en aquella gente que tiene un riesgo concreto de enfermarse, por lo que se centra en la realización de estudios específicos como la videocolonoscopía.

¿Cómo sé cuando debo realizar los exámenes preventivos?

Para la población en general , es decir, aquellos que no tienen antecedentes de cáncer de colon, la recomendación es que a partir de los 50 años se hagan una videocolonoscopía cada 10 años, tanto hombres como mujeres.

La situación cambia con la población de “riesgo moderado”. Son aquellos pacientes que tienen antecedentes personales de pólipos, o algún familiar directo con pólipos o bien con cáncer de colon. En estos casos deberán empezar a hacerse los controles preventivos mediante la videocolonoscopía a partir de los 40 años y mantener una periodicidad de 5 años, es decir, deben empezar antes y con una mayor frecuencia.

Por último existe la población de alto riesgo, mucho más pequeña, que son los casos en que cada generación de la familia tiene o tuvo cáncer de colon, o cuando el paciente tiene alguna enfermedad como la colitis ulcerosa o la poliposis adenomatosa familiar. Este grupo tiene un alto riesgo de desarrollar cáncer, por lo que los controles deben comenzar aproximadamente a los 20 años, y deberán repetirse cada 2 o 3 años.

¿En qué consiste la videocolonoscopía?

El procedimiento consiste en la introducción de un catéter muy pequeño a través del ano. El mismo cuenta con una luz en la punta, y una filmadora, mediante la cual se observa la mucosa del colon.

Para que este proceso se desarrolle correctamente, el colon debe estar limpio, por lo que el paciente debe realizar una preparación especial el día anterior al tratamiento. Deberá ingerir una medicación para limpiar el intestino, que le provocará diarrea durante algunas horas. Esta preparación es fundamental, ya que si queda materia fecal en la mucosa, es probable que algunas lesiones no se puedan observar.

En el momento del estudio, el paciente es sedado mediante una medicación, por lo que no siente ningún tipo de dolor, ya que se duerme antes de que el catéter ingrese. Una vez finalizada la videocolonoscopía el paciente puede continuar con su vida normal. Las complicaciones, como sangrado o ruptura del intestino, son mínimas, las estadísticas hablan de un 0,5%, es decir, 1 de cada 200 casos.

Si bien existen otros métodos como el test de sangre en materia fecal, o el colon por enema, está comprobado que la videocolonoscopía es el más eficaz. Es por ello que el Hospital Alemán cuenta con colonoscopios de gran calidad, y profesionales altamente especializados en la materia.

En líneas generales, muchas personas suelen protestar por los efectos del laxante, pero considero que no se puede comparar una tarde de diarrea, con el beneficio inconmensurable de prevenir a tiempo un cáncer de colon.
En caso de tener cáncer de colon,

¿Cómo se trata?

El primer tratamiento es el quirúrgico, la idea primaria es extirpar del cuerpo el segmento del intestino enfermo, con el tumor adentro.

La gran mayoría de los pólipos se pueden extirpar mediante la endoscopia, pero en caso de que el tamaño sea demasiado grande, debe derivarse a cirugía.

Luego de la operación, algunos pacientes deben hacer quimioterapia preventiva, por más que no haya evidencias de metástasis (ramificación del cáncer en otros órganos). El motivo es que el riesgo de que se ramifique en el futuro continúa siendo alto.

En aquellos casos en que se produjo la metástasis, hay casos en los que se puede volver a operar. Mediante tratamientos quimioterápicos se logra que la enfermedad disminuya de tamaño, hasta el punto en donde se puede extirpar con una cirugía. Estos pacientes pueden llegar a curarse definitivamente de la enfermedad, situación que era imposible diez años atrás.

A su vez, los esquemas de quimioterapia no son tan tóxicos como eran años atrás, por lo que podemos ofrecerle al paciente un tratamiento eficaz y con buena tolerancia, con pocos efectos adversos.

Equipo Multidisciplinario – Nuestro diferencial

En el Hospital Alemán hay un grupo denominado EMUCCHA (Equipo Multidisciplinario de Cáncer Colorrectal del Hospital Alemán), conformado por cirujanos, oncólogos, gastroenterólogos, endoscopistas y clínicos. Este equipo se formó hace 2 años, y trabaja en conjunto, no sólo en el tratamiento, sino en la investigación de las distintas enfermedades relacionadas.

También han confeccionado pautas para la detección precoz, la prevención y el tratamiento del cáncer colorrectal.

Año a año se lleva a cabo la muestra de Colon gigante, en donde se busca concientizar acerca de la importancia de la detección precoz antes que aparezcan los síntomas.