Info Salud HA

Compartir

Bronquiolitis

¿Qué es?

La bronquiolitis es una inflamación difusa y aguda de las vías aéreas inferiores, de naturaleza infecciosa, expresada clínicamente por obstrucción de la vía aérea pequeña.  (Consenso IRAB. SAP)

Epidemiología:

  • Es más frecuente en lactantes menores de 2 años, especialmente menores de 6 meses. Predomina en los meses de otoño-invierno.
  • Menos del 3% de los bebés sin factores de riesgo requieren internación.
  • La situación es distinta cuando existen factores de riesgo ya que pueden complicar la evolución de los pacientes.

Agentes causales más frecuentes:

  • Virus Sincicial respiratorio (70%, más frecuente en invierno)
  • Influenza (más frecuente en otoño)
  • Parainfluenza
  • Adenovirus
  • Rinovirus
  • Metaneumovirus

– Existe una incidencia estacional que dura aproximadamente 12 semanas.

– Se da con mayor frecuencia entre los 2 y 6 meses de edad y el 80% de los casos son durante el primer año de vida.

– El 50% de los niños menores de 2 años padecen 2 infecciones.

¿Cómo se contagia?

Durante el período invernal, las bajas temperaturas hacen que los niños contraigan con más facilidad las enfermedades respiratorias como la bronquiolitis. Les brindamos una serie de consejos a tener en cuenta para cuidar la salud de los niños.

Los virus se contagian por secreciones respiratorias, a veces impulsadas por la tos y estornudos

¿Cuáles son sus síntomas?

  • Secreción, congestión nasal, tos
  • Fiebre
  • Respiración acelerada (taquipnea), hundimiento o retracción de la piel entre las costillas, respiración ruidosa, y silbido en el pecho (sibilancias)
  • Apneas (pausas en la respiración provocadas por la infección). Son más frecuentes cuanto menor es la edad de los niños
  • Dificultad para alimentarse o conciliar el sueño

Grupos de riesgo para Infección respiratoria aguda:

  • Prematurez
  • Menor de 3 meses de edad
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Displasia broncopulmonar
  • Hipertensión pulmonar
  • Cardiopatía congénita
  • Desnutrido severo
  • Inmunodeficiencia primaria. secundaria
  • Enfermedad metabólica-neurológica. (Estos son los niños que deben consultar sin demora)

Estudios complementarios:

En la gran mayoría de estos pacientes no es necesario realizar estudios. Las radiografías están indicadas solo cuando halla duda diagnóstica o sospecha de complicación. El estudio que determina el virus en secreciones nasofaringeas queda reservado a estudios epidemiológicos y se indica mayormente en pacientes internados.

¿Cómo es el tratamiento?

La base del tratamiento son las medidas de sostén, ya que no hay un tratamiento específico para esta enfermedad.

  • Hidratación adecuada.
  • Oxígeno según necesidad.
  • Otras formas  de asistencia respiratoria.
  • Kinesiología respiratoria.
  • Broncodilatadores como el salbutamol, etc.
  • Corticoides: los corticoides no han demostrado ningún efecto. beneficioso en la evolución clínica de estos pacientes.

IMPORTANTE: No automedicar al niño con descongestivos, jarabes para la tos, expectorantes, mucolíticos, etc. ya que pueden complicar el cuadro.

Si su hijo presenta tos, respiración rápida o dificultosa, se agita, dificultad para alimentarse y/o dormir, cambios de coloración de la piel debe consultar precozmente a su médico de cabecera.