Info Salud HA

Compartir

Cirugía Laparoscópica de Colon: resultados alentadores

 

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica “mínimamente invasiva”, utilizada originalmente para tratar problemas ginecológicos y para extraer la vesícula. En los últimos 10 años el uso de este procedimiento se ha diversificado, incluyendo así a las enfermedades del colon y recto.

En la cirugía tradicional “abierta” el cirujano realiza una incisión abdominal amplia mientras que en el abordaje laparoscópico se utilizan pequeñas incisiones de 0,5 a 1cm. A través de éstas, el cirujano usa una cámara de video que le permite observar la cavidad abdominal con una alta resolución. Con un instrumental especial se realizan las mismas operaciones que con la cirugía tradicional pero evitando las grandes heridas.

Las ventajas más reconocidas de la laparoscopía

  •  Menor dolor después de la cirugía (postoperatorio)
  • Reducción en el tiempo de hospitalización.
  • Reinicio más temprano a una dieta sólida.
  • Actividad más acelerada de la función intestinal.
  • Pronto reintegro a las actividades normales de la vida diaria (incluyendo regreso al trabajo)
  • Mejores resultados estéticos por la ausencia de cicatrices grandes.

La mayoría de las cirugías colorrectales pueden ser realizadas por laparoscopia; simplemente el médico cirujano debe definir quienes son los pacientes apropiados para ser tratados con este método.

Algunas de las patologías que pueden intervenirse

  • Pólipos de difícil acceso o de gran tamaño.
  • tumores o cáncer de colon y recto.
  • resección del colon por enfermedad diverticular.
  • prolapso rectal.
  • enfermedades inflamatorias (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa)
  • vólvulo del sigmoides.
  • sangrado intestinal bajo que requiera resección.

Los riesgos de que se presenten dificultades en este tipo de intervenciones son los mismos que existen en las cirugías convencionales. Hace algunos años, se puso en tela de juicio la seguridad de la cirugía laparoscópica para el tratamiento del cáncer; los resultados arrojados fruto de estudios realizados a pacientes, demostraron que este método es seguro para curar a los pacientes con cáncer. Este no es un tema menor ya que, en la Argentina, el cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte, luego del cáncer de pulmón.

La Sección Coloproctología del Servicio de Cirugía del Hospital Alemán comenzó un programa de desarrollo de este método en el año 2000; dicho programa está a cargo de cirujanos colorrectales con entrenamiento en el exterior del país. Los resultados obtenidos con esta cirugía han sido muy satisfactorios y son comparables a los observados en los Centros de referencia mundial. Se han presentado múltiples publicaciones científicas tanto a nivel nacional como internacional que confirman lo antedicho.

La Sección Coloproctología del Servicio de Cirugía del Hospital Alemán ha realizado más de 500 cirugías utilizando este método, lo que nos convierte en la institución con más experiencia del país.