Info Salud HA

Compartir

Me duelen las mamas, ¿Debo preocuparme?

Prof. Dr. Roberto Castaño - Dr. Tomás Ramilo - Servicio de Ginecología 

 

Lo primero que hay que señalar es que en general el dolor de las mamas es un síntoma que no trae aparejado enfermedades de riesgo para la mujer. Igualmente se recomienda realizar una consulta con su médico o ginecólogo a modo preventivo. En ella se examinará a la paciente y de acuerdo a lo evaluado, se solicitará eventualmente una ecografía mamaria, si es mayor de 40 años, una mamografía, a fin de descartar alguna enfermedad grave.

Causas habituales del dolor

Mastalgia

Sin dudas, la causa más frecuente es la mastalgia cíclica, también llamada displasia mamaria. No constituye una enfermedad en sí, sino que es una respuesta exagerada de la mama al estímulo de los estrógenos (hormona femenina), la cual sufre variaciones a lo largo del ciclo menstrual. El dolor se acentúa más en la etapa previa a la menstruación, suele ser bilateral (en ambas mamas) y se da predominantemente en la parte superior, cerca de las axilas.

La mastalgia no es considerada una enfermedad, por lo cual habitualmente no se sigue ningún tipo de tratamiento. En aquellos casos en los que el dolor es muy intenso, se indican complejos vitamínicos y/o comprimidos anti estrógenos, que en algunos casos atenúan los síntomas.

Esta suele mermar con el pasar de los años, aunque hay mujeres que conviven con el dolor durante toda su etapa menstrual. Siempre desaparece al llegar a la menopausia.

Quiste

Otra causa puede ser el crecimiento exagerado de alguna formación en la mama, que con frecuencia suele ser un quiste.

En estos casos la paciente consulta porque sintió un dolor repentino en una de sus mamas, que en pocos días se fue acentuando.  En determinadas ocasiones puede palparse un bulto y también observarse un color rojizo en la zona.

La gran mayoría son quistes simples, que no acarrean ningún tipo de riesgos. Simplemente acumulan líquido lo cual provoca dolor. Es bastante común en chicas jóvenes (entre 20 y 30 años).

Estas malformaciones se detectan mediante una ecografía mamaria y de acuerdo a su tamaño se punzan o simplemente se espera a que desaparezcan solos. En muy pocas ocasiones resultan quirúrgicos.

¿El dolor puede ser síntoma de cáncer?

Es muy raro que la mama duela si la paciente tiene cáncer ya que esta enfermedad es silente, es decir, no tiene síntomas. De aquí la importancia de los controles anuales. Si produce dolor es porque ya se encuentra en un estadio avanzado, donde produce daños en los tejidos adyacentes, como por ejemplo la piel.

Una mujer que durante toda su vida realizó los controles periódicos indicados no debería llegar nunca a este estadio sin que su médico lo haya detectado previamente.

Una confusión frecuente: duele el músculo, no la mama

Muchas pacientes jóvenes que hacen deporte consultan por dolor de mamas cuando en realidad lo que duele es el músculo.

Ambas mamas se apoyan sobre el pectoral mayor, músculo que se utiliza para todos los movimientos del tronco superior y los brazos. Por ejemplo, deporte como el tenis, vóley, hockey, o realizar aparatos en el gimnasio, implican un movimiento forzado de los brazos y trabajan el pectoral.

En la consulta se le pregunta a la mujer si hizo deporte o algún esfuerzo (por ejemplo una mudanza), luego se le palpa puntualmente el músculo, con lo cual se detecta si el dolor proviene de allí.