Info Salud HA

Compartir

Hacia un envejecimiento activo y saludable

Dra María Clara Perret - Servicio de Clínica Médica 

 

El envejecimiento es un proceso permanente del ciclo vital y la tercera edad una etapa del mismo. Con frecuencia se asocia a esta última etapa con enfermedad y discapacidad, sin embargo, se ha comprobado que aunque la enfermedad y discapacidad parecen inevitables estas pueden posponerse y comprimirse si uno adopta un estilo de vida saludable y se compromete activamente con la vida.  De esta manera surge un nuevo concepto del envejecimiento, donde se considera que el individuo es capaz de determinar, al menos en parte, su manera de envejecer.  Donde se reconocen no sólo las necesidades sino los derechos del adulto mayor de autonomía, participación, dignidad, crecimiento, aprendizaje, productividad, autorrealización. Con el fin de lograr una adaptación positiva y satisfacción vital.

¿Cómo se define al envejecimiento activo y saludable?

La organización mundial de la salud introdujo, en 1999, el concepto de envejecimiento activo con la intención de transmitir un mensaje más completo que el de envejecimiento saludable, reconociendo los factores que junto a la atención sanitaria afectan a la manera de envejecer de los individuos y las poblaciones.  Lo define como el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. Esto podría traducirse como promoción de la salud y prevención de enfermedades, compromiso activo con actividades comunitarias y sociales, y reconocimiento de los derechos de los adultos mayores.

¿Qué conductas pueden tomarse para lograrlo?

A continuación se exponen las medidas sugeridas, basadas en la evidencia científica disponible.

EJERCICIO FÍSICO
¿Por qué?

El ejercicio físico reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, obesidad, diabetes, osteoporosis, demencia. Favorece la independencia funcional y mejora la calidad de vida.

¿En qué consiste?

  • Actividad aeróbica moderada a vigorosa durante 20 a 30 minutos 3 a 5 veces por semana. Ej.: caminata, natación, gimnasia en el agua.
  • Fortalecimiento muscular. Ej.: levantamiento de pesas.
  • Actividades de flexibilidad. Ej.: ejercicios de estiramiento.
  • Entrenamiento del equilibrio. Ej.: Tai Chi.

Se recomienda establecer una rutina de actividades, con progresión gradual en cuanto a intensidad y frecuencia. Previo al inicio de ejercicio físico, consulte a su médico.

ALIMENTACIÓN ADECUADA
¿Por qué?

Una dieta rica en fibras y baja en grasas saturadas disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad.

¿En qué consiste?

La dieta recomendada es la de tipo mediterránea que consiste en:

  • Alto consumo de: Cereales, Pan, Pasta, Arroz, Papa. Frutas, Verduras, Legumbres, Frutos secos. Aceite de oliva (como grasa principal). Lácteos (leche, yogur, queso).
  • Moderado consumo de: Pescados, Aves. Vino.
  • Bajo consumo de: Huevos, Dulces, Carnes rojas.
ACTIVIDADES SOCIALES y RECREATIVAS
¿Por qué?

Las personas mayores, en general, disponen de mucho tiempo libre dado que ya no trabajan y/o los hijos se van de la casa. Estas nuevas circunstancias obligan a reestructurar las redes de relaciones familiares y sociales, adoptando nuevos roles, de acuerdo a sus condiciones, intereses y capacidades. Si esto no se realiza pueden relegarse al aislamiento lo que aumenta el riesgo de depresión, ansiedad y pobre auto-percepción de salud.

¿En qué consiste?

  • Fomentar la comunicación y los encuentros con otra gente, tanto de la misma edad como de otras generaciones, ya fueran familiares, amigos, vecinos u otros. Asistir a clubes de jubilados o asociaciones barriales.
  • Participar en talleres o cursos sobre temas de interés como pintura, literatura, teatro, música.
  • Adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades, por ejemplo sobre computación o idiomas. Conocer nuevos lugares.
  • Realizar trabajo solidario, en alguna institución o parroquia. Colaborar con la familia en el cuidado de niños o ancianos.
  • Ejercitar la memoria mediante crucigramas, juegos de ingenio o lectura de libros. Contar una película o programa de televisión que vieron a otra persona. Conviene usar agenda. Establecer rutinas.
EVITAR EL ABUSO DE TABACO, ALCOHOL y MEDICACIÓN DE VENTA LIBRE
¿Por qué?

El tabaco aumenta el riesgo, no sólo de enfermedad pulmonar y cardiovascular, sino también de varios tipos de cáncer.

El abuso de alcohol puede producir deterioro cognitivo, y problemas en el hígado, páncreas y corazón.

Ciertos fármacos de venta libre, como los analgésicos, pueden producir efectos adversos severos si no se toman adecuadamente, o interacciones peligrosas con otros fármacos u enfermedades concomitantes.

¿En qué consiste?

Abandonar el cigarrillo, proceso que puede realizarse a través de grupos de apoyo, parches o pastillas.

Ingerir no más de 150 ml (un vaso) de vino, 360 ml de cerveza o 45 ml de whisky, equivalentes a 12g de alcohol, por día.

Evitar la automedicación, consulte a su médico.

CONTROL CLÍNICO
¿Por qué?

Ciertas patologías como la hipertensión arterial, diabetes y colesterol alto en general no dan síntomas y aumentan el riesgo de enfermedad coronaria, cerebrovascular y arteriopatía periférica. Su detección precoz y adecuado tratamiento disminuyen el riesgo de enfermedad cardiovascular.

El rastreo de cáncer de mama a través de la mamografía, de cáncer de cuello de útero a través del papanicolao y del cáncer de colon a través de sangre oculta en materia fecal o videocolonoscopía permiten la detección temprana de dichos cánceres.

¿En qué consiste?

  • Toma de presión arterial.
  • Análisis de sangre
  • Otros estudios a consideración del médico tratante en base a las características particulares de cada paciente.
VACUNACIÓN
¿Por qué?

La vacuna antigripal reduce las tasas de complicación y mortalidad por influenza estacional.

La vacuna antineumocóccica reduce la enfermedad invasiva por el neumococo.

La vacuna doble adultos previene de la enfermedad por tétanos y difteria.

¿En qué consiste?

  • Vacuna antigripal en forma anual a partir de los 50 años
  • Vacuna antineumocóccica una vez luego de los 65 años
  • Vacuna doble adultos cada 10 años.
CONTROL DE VISIÓN, AUDICIÓN Y SALUD BUCAL
¿Por qué?

La presbicia, catarata y glaucoma son causas frecuentes de disminución en la agudeza visual, que pueden desencadenar declinación funcional y caídas, y que pueden ser tratados de manera eficaz.

El tapón de cera y la presbiacusia son causas frecuentes de disminución en la agudeza auditiva y pueden producir aislamiento si no se resuelven.

Problemas en la dentadura, como la ausencia de piezas dentales o prótesis inadecuadas, pueden ocasionar dificultades para la masticación, disminución de la ingesta de alimentos y desnutrición.

¿En qué consiste?

Visita al oftalmólogo cada 1-2 años.

Si nota que le cuesta entender lo que le dicen cuando le hablan con tono de voz normal consulte al otorrinolaringólogo.

Visita periódica al odontólogo.

PREVENCIÓN DE CAÍDAS Y ACCIDENTES
¿Por qué?

Cerca de un 30% de los individuos mayores de 65 años se cae por año y el 5% de los que se caen sufre una fractura y/o requiere hospitalización. Los factores que predisponen a caídas pueden ser inherentes al individuo como problemas con la visión, articulares o neurológicos, o ambientales. A continuación nos referiremos a la adaptación del ambiente.

¿En qué consiste?

Asegúrese de que su casa posea lo siguiente, adecuado a sus necesidades:

  • Pisos antideslizantes:Retire alfombras sueltas. No limpie o encere el piso con productos que lo hagan resbaladizo.
  • Zonas de circulación despejadas:Retire los muebles angulosos, frágiles o innecesarios. No deje cables de teléfono o lámparas sueltos en el suelo. No cambie de ubicación los muebles frecuentemente.
  • Adecuada iluminación: Coloque interruptores de luz de superficie ancha y luminosos. Optar por bombillas que brindan iluminación general difusa. Proveer de iluminación focalizada sobre zonas de actividad. En el baño, dejar encendida una lamparita de bajo consumo durante la noche.
  • Baños adaptados:Coloque barras de apoyo. Disponga de elevador de inodoro.

Utilice zapatos de taco bajo que contengan bien su pie. Sea cauteloso al salir los días de lluvia.